Home » Empresas » CHINA: EL GIGANTE DE LA TECNOLOGÍA

CHINA: EL GIGANTE DE LA TECNOLOGÍA

China es conocida como ‘la fábrica del mundo’, donde se elaboran todo tipo de productos. Las empresas lo saben bien y cada vez son más los que establecen relaciones con el gigante asiático. La decisión de fabricar en China pone de manifiesto una vez más el papel fundamental que juega y jugará este gigantesco país en la economía de los países europeos.  En la actualidad, China es la mayor planta manufacturera del mundo, o lo que es lo mismo, el mayor Polígono Industrial jamás visto.

No hay ningún sector que se libre de esta tendencia, ni siquiera la tecnología. El equipamiento informático y tecnológico en general (ordenadores, móviles, software) es uno de los activos empresariales “made in China”. La necesidad de renovar cada año los aparatos tecnológicos ha hecho que muchas empresas vean en China una oportunidad para poder renovar sus equipos.

La tecnología  tiene obsolescencia programada: cuantos más años tengan, más problemas de seguridad, desempeño, diversos gastos de actualización y mantenimiento nos causarán así como garantía e incompatibilidad con las nuevas tecnologías y los nuevos programas.  Además, gastarán mucha energía e irán quemando su batería.

Tecnología “made in China”

Que China haya conquistado la mayoría de edad en computación de alto rendimiento, forma parte de su crecimiento notable en todos los rubros, en  la producción de productos más sofisticados con tecnologías de avanzada.

China se ha convertido en el gran proveedor de tecnología en el mundo. Algunos de los ejemplos más claros son:

  • Ordenadores personales: en un mundo interconectado, los ordenadores se han convertido en una herramienta indispensable en nuestro trabajo y en nuestras vidas.
  • Aire acondicionado: nuestro gran aliado en el verano. La demanda de aire acondicionado es cada vez mayor
  • Lámparas de bajo consumo eléctrico: la tecnología LED es cada vez más demandada
  • Panales solares: la concienciación de la población sobre las energías renovables ha permitido al país asiático expandirse en este sector. En 2016 China duplicó su capacidad de energía solar, y ya es el mayor productor del mundo.
  • Móviles: vivimos en un mundo interconectado y debemos estar todo el día pegados al teléfono. La necesidad de renovarlo para que todo siga igual ha catapùlatado al gigante asiático.

Un mercado cada vez más global

En un mundo interconectado y globalizado, la tecnología es la clave para el éxito de un negocio.  La tecnología evoluciona más rápido que la sociedad: lo que hoy es una novedad, mañana ya ha quedado obsoleto y mejorado. Se ha convertido en una herramienta indispensable para nuestra vida laboral, social y familiar: en un mundo en constante cambio, la tecnología es el engranaje que hace girar la rueda del progreso y de la sociedad.

 

 

DANIEL FERNÁNDEZ ABELLA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*