Home » Sin categoría » Ejemplo de planta de biogás en una granja de vacuno lechero con gestión de purines

Ejemplo de planta de biogás en una granja de vacuno lechero con gestión de purines

Una granja de bovinos produce una gran cantidad de estiércol, unas 18Tm al año por cada animal. Deshacerse de estos purines tiene un coste elevado para la explotación ganadera. Una vía para gestionar esos purines es con una planta de biogás dimensionada a su instalación, convirtiendo ese residuo orgánico en dinero. No solo por el valor del gas producido, si no también por la conversión del estiércol en un fertilizante biológico no contaminante.

 

El corazón de una planta de biogás es el biodigestor, una cámara de fermentación donde se mezclan los residuos orgánicos para su descomposición, a veces ayudada con calor. En el caso de una explotación bovina, se utilizan en su mayoría orines y heces del ganado y se utilizan dos cámaras, una produce mientras la otra se llena. En esta fermentación se producen gran cantidad de metano (alrededor de un 60%), CO2 y pequeñas proporciones de otros gases.

 

El gas resultante pasa por un proceso de depuración en la misma instalación y queda listo para ser quemado directamente para producir calor, o bien para accionar un motor de cogeneración con el fin de obtener energía eléctrica y calor. Si la producción de energía supera las necesidades energéticas de la explotación, el sobrante se puede vender inyectándolo en la red de distribución. Como hemos dicho ya el residuo que queda tras la fermentación es un abono orgánico de muy alta calidad y de fácil manejo.

 

El biogás producido se almacena y puede utilizarse para calentar, si la granja tiene esa necesidad, y para el propio proceso de generación (normalmente los biodigestores se calientan para acelerar el proceso) o para mover un generador, capaz de suministrar energía eléctrica cuando se necesita.

 

Hablamos de rentabilidad económica

Lo más importante es dimensionar la planta de biogás a las capacidades reales de cada instalación, para conseguir la mayor rentabilidad y la rápida amortización de la inversión. Con una planta adecuada,  en una granja lechera es posible lograr el autoabastecimeinto completo e incluso producir excedentes, que pueden generar ingresos extra vendiéndolos.

 

Según los ingenieros de Genia Global Energy, una instalación de su tecnología Smallbiogás para una granja con 800 cabezas de ganado, que puede generar unas 40Tm de estiércol cada día, tendría capacidad de producir 415.000m3 de gas al año, con los que podría producir 2,05 GWh de energía eléctrica, con un valor económico superior a los 100.000€. Con esta energía se podrían abastecer unos 500 hogares y es más que suficiente para abastecer una explotación de estas características.

 

Además produciría cada día 29Tm de fertilizante orgánico fitosanitariamente seguro (entre abono líquido y compost) y sin el olor del estiércol.

 

La inversión necesaria para instalar una planta de biogás de estas características estaría en torno a los 500.000€, incluyendo los estudios técnicos, gestión de permisos y su construcción y puesta en marcha, por lo que en solo 5 años se recuperaría íntegramente la inversión solo con el valor de la energía que se habría dejado de pagar en la cuenta de la luz. A partir del 5º año estaríamos hablando de al menos 100.000€ extra en la cuenta de resultados de la granja.

 

En cualquier caso, la inversión puede suponer un esfuerzo excesivo para muchas de nuestras granjas. Para estos casos algunas de las grandes compañías gasistas está financiando hasta el 100% de la inversión a cambio de la venta del gas producido durante un periodo de años.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.