Home » Empresas » Hacia dónde dirigir las inversiones económicas en 2018

Hacia dónde dirigir las inversiones económicas en 2018

Los clientes que acuden a Francesc Robert R. buscando una receta mágica mediante la cual les haga doblar sus inversiones se defraudan. No por mis estrategias y, obvio, que mis conocimientos en estos campos son más que elevados como para ofrecer garantías, pero el problema no soy ni yo ni mis estrategias, sino el funcionamiento de este negocio.

Nunca garantizo que vas a ganar X dinero invirtiendo en X negocio: eso es cosa de charlatanes, pero sí obviamente que mi trabajo es hacer seguimiento a todo lo que envuelve la esfera económica para que las empresas a mi cargo puedan sanear sus cuentas.

Esto significa que si hace no menos de 4 años recomendaba meter el pie en bitcoins, hoy menos que lo repudie y niegue toda relación con las criptomonedas. Como acabamos de iniciar un nuevo ejercicio económico, aquí van mis predicciones para el 2018 (que pueden cambiar, todo sea dicho… ningún buen mago desvela todos sus trucos).

Opciones inmobiliarias de baja demanda

El mejor valor refugio siempre es una propiedad inmobiliaria y a día de hoy, quien posea o pueda poseer una que poner en alquiler tiene grandes posibilidades de conseguir altísimos rendimientos, muchos más a medio plazo que los réditos que le puedan dar una compra-venta.

 

Pero si queremos plantear la inversión para un rendimiento continuo, me atrevería a avanzar que esta fiesta de los alquileres acabará en torno a 2020, donde nuevamente nos podemos encontrar con una propiedad que mantener y que no rente con la misma proyección que la que imaginamos, porque sí, no quiero ser pájaro de mal agüero pero vendrá otra crisis inmobiliaria…

 

Para que este hecho no nos tome ni por sorpresa ni baje nuestras perspectivas de crecimiento económico, lo mejor es invertir allá donde a día de hoy nadie lo hace, de forma que no exista ninguna burbuja que estallar.

 

¿Y dónde encontramos estas características en el mercado inmobiliario? Principalmente en dos nichos: en suelo industrial (la industria siempre tiene interés de invertir y siempre hay un sector que no salga afectado por una crisis) y en locales comerciales situados en zonas de clase media.

 

Es muy importante que a la hora de invertir en estos locales, puedas contar en un futuro con la cédula de habitabilidad (cuente con ventanales, salidas al exterior, etc.). Ya que el interés de estas propiedades reside en que al momento que no renten porque el comercio se resienta, lo puedas convertir en vivienda y sacarle los réditos como propiedad en una zona apetecida por los que buscan residencia.

 

 

Materias primas de doble uso

La inversión en materias primas siempre es un reducto atractivo: además de rara vez tener caídas considerables (el consumo se puede aumentar o reducir, pero siempre se consume), tienen un seguimiento más exhaustivo y previsible que otros valores.

Pero como ocurre con forex y otros campos de inversión, no es lo mismo hacerlo en un instrumento que en otro. En el caso de las materias primas lo vemos en el petróleo, cuyas depreciaciones pueden ser continuas en épocas de crisis energética o conflictos en zonas del Golfo Arábico.

Sin embargo, (y es aquí donde tenemos un nicho interesante este 2018), materias primas de doble uso pueden compensar su devaluación por asuntos externos, por el aumento en otros campos. Es el caso del azúcar que, a pesar de tener un consumo considerable y usarse en infinidad de productos, está siendo cuestionado su uso alimenticio en los últimos años.

Esta ética de consumo responsable que podría suponer una caída de la producción, se compensa con sus recientes propiedades descubiertas como biocombustible.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.