Home » Empresas » Historia sobre la mesa de casino

Historia sobre la mesa de casino

mesa de casino

Todo mueble cuenta una historia y la mesa de casino igualmente tiene una. Pero antes de comenzar con ella debemos detenernos un poco en los lugares que originaron este mobiliario, porque sin ellos jamás existiría una mesa.

Las apuestas han estado presente a lo largo de la historia, se tiene información sobre estos desde tiempo inmemoriales: el primer juego conseguido en China corresponde a año 2.300 a.C. y el dado egipcio que data de 1500 d.C. Cabe destacar que ya también existían en la era prehistórica. Sin embargo, fue entre el siglo XVIII y XIX donde hizo su aparición la palabra casino.

De allí el nombre que actualmente le damos a este tipo de mesones. El origen de los casinos fueron las viejas tabernas, y hoy día pocos nos atreveríamos a entrar en ellas, eran solo para personas muy rudas y de baja categoría.

Por su parte, el casino de Montecarlo en Mónaco fue creado en 1858 y finalizado en 1863. Ya a finales del siglo XVIII y comienzo del siglo XIX fueron creadas las conexiones que hicieron que naciera Las Vegas, conocida como la ciudad del pecado en 1905.

En dichos establecimientos se comenzaron a crear diferentes juegos de azar como la ruleta, entre otros. En consecuencia, también tuvieron que pensar en el mobiliario.

Tipos de mesas de casino

Hay dos tipos de mesas: de juegos y las tradicionales. Las primeras son usadas en general para cualquier juego e incluso pueden colocarse en otras áreas. El objetivo es que tengan un uso funcional y decorativo. Pueden ir en un living, comedores u otros recintos donde se requieran de ellas.

Mientras que las más tradicionales cuentan con tableros diseñados para juegos muy específicos. La mayoría tienen trazado las casillas del ajedrez, damas o backgammon. Otras tienen tapetes apropiados para los juegos de cartas. Suelen tener compartimentos para guardar las fichas, dados o barajas.

Hay en estos momentos una gran variedad de estilos y modelos de estas mesas. Incluso existen unas que pueden llevarse a la playa, colocar en piscinas y jardines o salas de entretenimientos. Muchas de ellas son plegables con el fin de optimizar el uso de los espacios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.