Home » Sin categoría » ¿La Enfermedad de Lyme: ¿tiene tratamiento?

¿La Enfermedad de Lyme: ¿tiene tratamiento?

La enfermedad de Lyme, tal como cuenta el artículo de Biosalud en Diario crítico, es perjudicial para el ser humano, pues los síntomas que pueden presentar quienes la padecen, van desde erupciones cutáneas o salpullido, hasta artritis, problemas cardiacos y o neurológicos, atentando fuertemente contra la salud.

También conocida como Borreliosis, la enfermedad de Lyme es causada por la bacteria espiroqueta Borrelia burgdorferi”. Estas son introducidas en la piel mediante la mordedura de ácaros, específicamente de garrapatas de patas negras, que se vuelven portadoras de la bacteria al morder a otro animal ya infectado.     

Quienes corren el mayor riesgo de contraerla, son personas que habitan cerca de zonas boscosas, o visitan con regularidad estos lugares, trabajan al aire libre o tienen constante contacto con animales. Sin embargo, se puede evitar la transmisión de la bacteria si se retira a la garrapata en menos de 36 horas, pues así no ingresa al torrente sanguíneo.

 

Enfermedad de Lyme y su tratamiento

Si se llega a contraer, la enfermedad de Lyme tiene tratamiento, el cual se basa principalmente en antibióticos, como la amoxicilina, doxiciclina y ceftriaxona. Asimismo, para el dolor que pueden causar los síntomas, se suelen recetar antiinflamatorios y analgésicos.

El uso de los antibióticos puede variar según la fase de la enfermedad en la que se encuentre el paciente, por eso es de suma importancia que el tratamiento comience en la etapa más temprana, ya que aumentan las posibilidades de éxito. También puede variar según la edad del paciente, si tiene alguna condición o si está en un embarazo.

La enfermedad de Lyme posee tres fases. La fase inicial comienza días después de la mordedura, siendo el primer síntoma la aparición de un eritema, es decir, el enrojecimiento de la piel en la zona afectada por la garrapata. Este síntoma aparece en el 75% de los pacientes y permite identificar rápidamente la enfermedad.

La fase dos comienza semanas después del salpullido, aquí la bacteria empieza dispersarse por el organismo, generando más erupciones, fatiga, fiebre y malestar general. Si no es tratada correctamente, la última fase empieza años después de la mordedura, produciendo hinchazón y fuertes dolores en las articulaciones.

El Diagnostico es fundamental

Estos síntomas varían en cada paciente, pero tal como dice Biosalud en Diariocrítico, es esencial obtener un diagnostico a tiempo para evitar en lo posible llegar a la fase crítica. Ya que los primeros síntomas son confundibles con los de cualquier otra enfermedad, resulta difícil diagnosticarla con rapidez.

Una vez hecho el diagnostico, la enfermedad de Lyme tiene tratamiento, se empiezan a aplicar los antibióticos y estos erradican la bacteria. También ayudan a aliviar la artritis, la doxiciclina trata las manifestaciones neurológicas y la ceftriaxona los problemas cardiacos.

Estos son ingeridos de manera oral, por un lapso de aproximadamente 28 días. Siempre bajo control médico y chequeo constante. En la etapa tardía, la artritis puede persistir a pesar de haber eliminado la infección, también algunos pacientes requieren de un marcapasos temporario debido al bloqueo cardíaco.

Por eso es de suma importancia realizar el chequeo médico y el diagnostico a la menor brevedad posible, mientras más rápido se sepa que se padece de Borreliosis, mayores son las posibilidades de éxito del tratamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.