Home » Empresas » Turbos reconstruidos: ¿qué son y por qué es una opción?

Turbos reconstruidos: ¿qué son y por qué es una opción?

Un turbo es un componente que se instala en el sistema de escape del motor, y siempre tienes la posibilidad de adquir un turbo 753420, que también se conoce como turbo de intercambio que además es el más vendido en la historia de los turbos de intercambio.

La misión de este componente es la de bombear aire hacia el motor, de esa forma hace más eficiente su funcionamiento.

Entre las ventajas que posibilita están:

  • Aumentar la potencia del motor
  • Reducir el consumo de combustible
  • Disminuir las emisiones contaminantes

Cuando el turbo se avería siempre puedes sustituirlo y buscar entre las opciones de turbos reconstruidos, que son una alternativa más económica e igual de efectiva.

Son piezas garantizadas

La razón por la que este tipo de turbos de intercambio es una buena opción se debe a que son reconstruidos mediante un procedimiento que permite ofrecer garantías.

Estos turbos conservan las carcasas de origen, se ensambla con los nuevos componentes y luego se hace un ajuste, bajo las recomendaciones del fabricante.

Después de ensamblado y ajustado, el turbo reconstruido se somete a un test en un banco de pruebas especializado, esta es la razón por la que se garantiza que su reconstrucción es correcta.

La valoración previa

Antes de la reconstrucción del turbo, se hace una valoración de la pieza, para lo que es necesario desmontar el turbo del motor y así identificar las piezas afectadas.

De hecho, esto es necesario hacerlo cuando se presenta el humo blanco de escape, ruidos en el motor, o cuando se identifica que el motor ha perdido potencia.

La reconstrucción del turbo, generalmente consiste en la renovación del cartucho de las turbinas, que está compuesto por el eje y el paquete de rodamientos, y también por el conjunto de ruedas helicoidales.

¿Qué puede afectar el turbo?

Es importante tener en cuenta que el turbo puede ser afectado por:

  • Una escasa lubricación, que crea una holgura en el eje, y a su vez origina el gripado de los rodamientos y el desequilibrio del turbo
  • Entrada de cuerpos extraños en la turbina
  • Contaminación del aceite del motor

Esas son las causas más comunes de las averías de un turbo. Es por ello que algunos fabricantes recogen los turbos dañados, los cuales son reparados y convertidos en turbos reconstruidos.

Precauciones que deben tenerse con un turbo reconstruido

Cuando el turbo es reconstruido, testado y finalmente instalado, es importante que tenga la lubricación correcta.

Por tanto, antes de arrancar el motor, hay que hacer fluir el aceite hacia el interior del turbo, esto se hace por el ducto de lubricación.

Una vez arrancado el motor, hay que dejarlo funcionando al ralentí, y al mismo tiempo verificar la temperatura del aceite que ésta se estabilice. Es así como se garantiza que no hay algún tipo de fuga.

Así que aprovecha los turbos reconstruidos, como puedes ver son piezas garantizadas, con una valoración previa y con buen funcionamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.